Los tipos deberes del colegio dentro y fuera de clase

Termina la jornada escolar, los niños salen del colegio como locos, gritando la mayoría de las veces y despavoridos, pero su jornada de trabajo no ha terminado todavía, les queda algo por hacer, los deberes. Hoy en día existe una polémica casi generalizada sobre si los niños deben o no tener deberes para casa. Sin entrar en qué es mejor o peor voy a mostrarte qué es lo que se busca con los deberes para los alumnos y en qué asignaturas pueden ser más o menos necesarios para que tú te formes tu propia opinión.

Eso sí, si tú ya tienes fundada una opinión en contra de los deberes no se la transmitas a tu hijo-sobre todo si es pequeño-, porque podría contestarte cosas como “Si tú no quieres que haga deberes, pues no los hago”. En caso de que tengas esa opinión puedes acudir a la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) para que haya una reunión con el profesor o los profesores para hablar sobre el tema de los deberes.

Date cuenta de que el AMPA representa al conjunto de padres y los mismos deberes que tiene tu hijo son los que tienen sus compañeros de clase o de curso, por lo que una ‘cruzada en solitario’ porque crees que tu hijo tiene demasiados deberes no es buena idea. Puede incluso que encuentres padres que estén de acuerdo contigo en el AMPA y eso te ayude.

1. Deberes fuera de clase. Según las asignaturas

A nadie le gusta hacer deberes. seguro que a ti cuando eras niño tampoco, pero verás como en algunas materias los deberes son necesarios para que tu hijo adquiera bien aquellos conceptos de los que se va a examinar ya sea en Primaria, Secundaria o Bachillerato. Además, según la elección de asignaturas que haga tu hijo, el examen de selectividad (PAU) tendrá un carácter más teórico o más práctico. Es precisamente esta relación ente la teoría y la práctica la que determina la necesidad o no de llevarse trabajo para casa.

22-128Asignaturas prácticas que necesitan deberes

No todas las materias que tu hijo tiene se explican de la misma formas. Hay algunas más teóricas y otras más basadas en la práctica, por ello, también la metodología de trabajo-en el colegio y en casa- es diferente. Existen algunas asignaturas que pueden ser especiales en relación a los deberes que se le mandan al alumno en cuestión.

Estos casos se refieren a materias como las Matemáticas y la Física e incluso el Inglés. Aunque como todas tienen su parte teórica, la parte más importante de estas dos materias es la práctica con los conocidos ‘problemas’ y ejercicios. En clase se explica la teoría y se hacen algunos de estos ejercicios, pero es fundamental la práctica para que el alumno se pueda enfrentar con garantías al examen de estos conceptos, por ello también importa el trabajo en casa.

Las horas lectivas son limitadas y hay que avanzar en la materia, por lo que no se pueden hacer todos los ejercicios en clase. Con la práctica, además, el alumno fortalece su aprendizaje, pero también es muy importante que el profesor corrija esos deberes al día siguiente. De la práctica surge el aprendizaje, pero también surgen dudas y errores que deben ser resueltos lo antes posible y para ello está el profesor. De nada vale mandar deberes si estos no se van a revisan después.

4-128Asignaturas teóricas que no necesitan tantos deberes

Al margen de la metodología que siga cada profesor-porque cada uno tiene la suya-, la forma de preparar las asignaturas del tipo Historia, Filosofía y Ciencias Sociales es diferente. Éstas son las llamadas materias ‘de codos’; es decir, de estudiar. La base de estas asignaturas es memorizar, pero comprendiendo los conceptos que se aprenden, no se trata de repetir como un loro lo que pone en el libro, sino de saber explicarlo y relacionar diferentes elementos dentro de la propia materia.

Lo ideal en la preparación de estas asignaturas es el estudio diario y los profesores-que siempre aconsejan ésto al alumno- deben facilitarles esta posibilidad con menos deberes en este tipo de materias. Los profesores saben que en las ‘asignaturas especiales’ que te he explicado antes, los alumnos van a tener que hacer deberes, por lo que en estas materias teóricas es mejor dar más autonomía al alumno para que este las vaya preparando a su ritmo.

Debido al volumen de conceptos y de lecciones, en estas asignaturas los deberes son menos necesarios, pues su aprendizaje no viene con la práctica como pasaba con los ejercicios y los problemas de las Matemáticas y de la Física, sino con el estudio y la comprensión.

2. Deberes dentro de clase. Los nuevos métodos 

Lo más importante que debes entender sobre los deberes, y que también debe entender tu hijo es que las actividades que se hacen en casa nunca sustituyen a lo que se hace en el aula. Los deberes son un complemento sobre todo aquello que se trabaja en clase. Quiero decir con esto que lo fundamental siempre será el trabajo en el aula.

Las nuevas técnicas pedagógicas, que en una gran parte están relacionadas también con las nuevas tecnologías, han convertido en más importante, si cabe, el trabajo en el aula con diferentes tipos de actividades que se pueden realizar en clase. Pero ten en cuenta que estas técnicas se alternan con lo que llamamos deberes tradicionales.

Una de estas novedades es el trabajo cooperativo, que no hay que confundir con trabajar en grupo, no es lo mismo. La diferencia es que trabajar en grupo es dividir el trabajo a realizar para luego ponerlo en común. El trabajo cooperativo consiste en un conjunto de alumnos en el que todos aportan y todos realizan el mismo trabajo; es decir, no existe división de tareas entre ellos. El conjunto del trabajo cooperativo está formado por alumnos con diferentes niveles de aprendizaje-de mayor a menor- y todos por medio de la investigación elaboran el trabajo encomendado por el profesor correspondiente.

De esta forma, a través de este tipo de trabajo se llevan a cabo actividades más motivadoras y de carácter más práctico, con la ventaja que ello supone. Los alumnos sólo realizan este trabajo dentro de las aulas sin llevárselo a casa y hay una mayor autonomía en cada uno de estos conjuntos. Por supuesto, todo ello está supervisado por el profesor correspondiente que podrá orientar a los alumnos en estas actividades.

Esto también cambia la manera de evaluar. Junto a los exámenes, calificados según notas numéricas o por objetivos, estas actividades de clase también cuentan para la evaluación final y no suponen una carga añadida para tu hijo o para sus compañeros.

31-128Las actividades en los grupos de trabajo cooperativo

Una vez formados los grupos, tarea que corresponde el profesor de la asignatura en cuestión en colaboración con el tutor de la clase es cuando se inicia el trabajo. Debido a que los grupos se forman con alumnos con diferente nivel de aprendizaje, es el profesor el que los diseña. Este diferente nivel fe aprendizaje de los alumnos de una misma clase es decisivo a la hora de juntar a tu hijo con unos compañeros o con otros y viceversa. Cada integrante del conjunto desempeñan un rol diferente determinado también por el profesor

Te puede surgir la duda de ¿Qué tipos de trabajos se hacen en estos grupos? Uno de los más utilizados son los llamados trabajos de ABP (aprendizaje basado en problemas) Otro tipo de actividades son los proyectos (siempre en grupo)  y los portfolios (individuales o en grupo).

Microscope-128ABP (aprendizaje basado en problemas)

Esta actividad consiste en que el profesor plantea a todos los grupos una determinada situación o tema. Por ejemplo, ‘la digestión humana’. Entonces cada grupo de manera conjunta investiga y desarrolla una serie de conceptos relacionados con el tema propuesto para luego exponerlo al resto de compañeros. Es una fórmula para que los alumnos aprendan de manera práctica sin tener que estudiarlo todo en el libro.

En el ejemplo que te he propuesto de la digestión humana se puede dar a cada conjunto de alumnos una parte del proceso de la digestión para luego ir presentándolo de uno en uno y así toda la clase verá expuesto el proceso de la digestión en su totalidad. Dependiendo del número de alumnos por clase habrá más o menos grupos, pero lo que si te puedo decir es que suelen ser de cuatro personas.

Social networkElaboración de proyectos en clase

Esta metodología posibilita que los alumnos sean los que estructuren su propio aprendizaje ya que ellos son los que marcan el ritmo de trabajo y la amplitud de los temas a desarrollar. Son más amplios que los anteriores porque suelen tratar temas más complejos, aunque en conjunto son muy parecidos. .Se realizan siempre en grupos de trabajo cooperativo.

El profesor selecciona un tema y se plantean preguntas y actividades sobre el mismo y el proyecto resultante es la respuesta a estas cuestiones. Los alumnos deben entonces planificar, investigar analizar y elaborar las actividades para, finalmente, presentarlas al resto de compañeros.

office-35-128Elaboración de portfolios 

Un portfolio es un tipo de trabajo que muestra un resumen de lo aprendido durante el curso en cada asignatura de un manera ordenada. Estos portfolios se realizan en clase, no en casa. Deben contener un índice, una introducción, los temas centrales que se hayan hecho en clase, síntesis de los trabajos presentados y una reflexión personal. Aquí tu hijo expondrá todo lo que ha aprendido en esta asignatura y para qué le ha servido o le puede servir en el futuro.

Este trabajo se puede llevar a cabo en los grupos de trabajo cooperativo o de manera individual, pero siempre en clase. La elección de un sistema u otro lo decide el profesor de la materia o el director pedagógico del centro. Depende de cada colegio, por lo que tu hijo puede tener que hacerlo de una manera o de otra. Cada profesor deja un tiempo en clase para que los alumnos lo vayan completando

Como conclusión te puedo decir que con estas nuevas técnicas pedagógicas el alumno adquiere mayor autonomía y es el responsable de su propio aprendizaje. Esta es una forma de no tener que perseguir a tu hijo con sus deberes. Además, estas metodologías acercan al alumno a lo que se va a encontrar en el mundo universitario y laboral en prácticamente cualquier tipo de trabajo.

3. La gran pregunta ¿Debes ayudar a tu hijo a hacer los deberes?

Cada maestrillo tiene su librillo y no es mi intención decirte cuánto o cómo debes ayudar a tu hijo con los deberes, pero si te voy a proporcionar algunos consejos por si tienes dudas. Muchas veces no quieres pasarte ayudándolo demasiado o quedarte corto no haciéndolo. En ese sentido estás en lo cierto, lo mejor es el término medio y también dejar progresivamente que tu hijo haga los deberes solo.

Pero cuidado, una cosa es ayudarle hacer los deberes y otra cosa es hacérselos. La iniciativa debe partir siempre de tu hijo y tú estarás disponible para resolver sus dudas y explicarle aquello que no tenga claro. Una vez explicadas y resueltas estas dudas, tu hijo debe ser quien haga el ejercicio correspondiente

Ésto será sobre todo al principio, porque según tu hijo vaya creciendo la ayuda debe ser menor hasta que adquiera una total autonomía. Esto no quiere decir pasar un día de ayudarle a no ayudarle al siguiente, debe ser algo progresivo. Tu hijo, también por su cuenta, querrá tener esa autonomía- porque también la necesita y la desea para su vida cotidiana al margen del colegio- por lo que él cada vez te pedirá menos ayuda.

26-128Ayudar a tu hijo con los deberes si eres profesor

En el aspecto de la ayuda hay una situación especial y es la de si tu eres profesor de una de las asignaturas que tiene tu hijo, pero en otro centro. El que tú sepas también de una determinada asignatura puede ayudarte a aclararle ciertas cosas a tu hijo sobre aquellos conceptos que no entiende, pero no te extralimites.

Si el profesor de tu hijo tiene unos métodos distintos a los tuyos tú debes ayudar a tu hijo según la manera de enseñar de su profesor, no de la tuya. No le expliques, por ejemplo, más cosas de las que le han enseñado en clase. No corras el riesgo de que tu hijo le diga a su profesor frases como “Mi madre también da esta asignatura y dice que esto no es así…”. No olvides nunca que tú debes ayudar a tu hijo, no darle clase, para darle clase ya tiene un profesor en su colegio. Tú eres un apoyo externo, no su profesor particular..

En ese sentido, en posibles dudas que pueda tener tu hijo relacionadas con esa materia que tú impartes en tu centro hay una cosa que tienes que tener clara. A la hora de hablar de métodos de enseñanza, su profesor siempre tiene razón, al menos a ojos de tu hijo. Si existe un desacuerdo puedes reunirte como te he explicado antes con el AMPA para tratar este asunto, pero vamos eso sólo ocurre en casos excepcionales, por lo que no debes preocuparte demasiado.

Esto es todo lo más importante que debes saber sobre los deberes antes de mostrarte como partidario de las tareas o en contra de las mismas. Espero con este artículo haberte orientado en relación a este tema tan polémico. Pero es posible que tras leer te hayan surgido dudas ¿Alguno de los conceptos que te he contado no te han quedado claros? ¿Están en desacuerdo con algo de lo que he desarrollado en este artículo? Para estas y oras cuestiones no dudes en comentar. Tu opinión es importante. Gracias por tu atención y hasta la próxima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s